H I S T O R I A

Desde tiempos milenarios, el Cerro la Sal ha sido un lugar de tránsito obligado para las diversas poblaciones de la Selva Central. La necesidad de la sal para el consumo humano los obligó a establecer una mina en el lugar. Allí llegaban pobladores de todas las tribus, aún desde lugares lejanos. Se realizaban intercambios de la sal con otros productos, tanto de la selva como de la sierra. Debido a la intensa vegetación, los incas no lograron conquistar esta zona. Con la llegada de los españoles al Perú, se inician una serie de intentos de evangelizar y conquistar estos territorios.

 

1595

El padre jesuita Joan Font y el hermano Nicolás Mastrillo, entran por el este de Jauja y Andamarca. Al principio son vistos con desconfianza, pero luego son hospedados por el campa Veliunti, reciben muchos regalos pequeños. Con la ayuda de los campas prosiguen su exploración, cruzando varios ríos. No se sabe hasta donde exploraron, pero el padre Joan Font volvió a la selva hasta en 3 ocasiones. 

Todos esos viajes se hicieron antes del mes de abril de 1601. En setiembre de ese año, Font se presenta en la corte de Valladolid, España. Allí logra que le otorguen una cédula de autorización de conquista y adoctrinamiento de los territorios por él explorados (más de mil leguas). Este proyecto tiene la oposición del rector jesuita José Teruel y de la congregación de los Dominicos, siendo finalmente desaprobado. Joan Font es obligado a jurar que no volverá a la selva.

 

1635

El hermano franciscano Jerónimo Jiménez llega al Cerro la Sal. Luego, funda el poblado de Quimiri (actual ciudad de La Merced). En 1637 trata de explorar El Perene, pero muere a manos de los indígenas.

 

El padre franciscano Illescas y dos curas más, se acerca por el Perene, pero son muertos por tribus indígenas.

1641

 

1645

Se cree que también hay oro en el Cerro la Sal y se organiza una expedición española. Varios españoles se unen con dos curas y llegan al Cerro la Sal. Al principio adoctrinan a los lugareños, pero luego son atacados, solo sobreviven dos españoles que se quedan a vivir y se asimilan a los campas. 

Una segunda expedición dirigida por Francisco Bohorquez, compuesta por 46 españoles llega al Cerro la Sal. Son atacados por los Campa, dirigidos por el español Villanueva que era uno de los supervivientes de la expedición anterior. Al final los dos españoles se ponen de acuerdo y atacan al pueblo serrano de Vicos. El Virrey envía una tropa que derrota a los españoles rebeldes y los envía a prisión.

 

Fray Manuel de Biedma llega al Cerro la Sal. Desde esa localidad se organizan varias expediciones de exploración en la selva alta. Biedma aconseja la ocupación militar del Cerro la Sal, la construcción de un puesto militar y la creación de una encomienda. Todo ello con la finalidad de dominar a los indios selváticos y cobrarles un impuesto. El padre Biedma se alía con los indígenas Cunibo, quienes atacan y roban a las demás tribus. El padre Biedma es asesinado por los indios Piro en 1687. Después de esa fecha, los indígenas no volvieron a permitir el ingreso de los españoles durante más de dos siglos. Durante casi 150 años, los indígenas de la selva central se ven libres de la influencia occidental. Se dan apenas algunos encuentros y enfrentamientos esporádicos. Se sataniza al poblador de la selva, se le atribuye el canibalismo, la falta de moral, la falta de un dios, etc. En toda esta época El Cerro La Sal sigue siendo la mina donde muchas tribus acceden a la sal, es también un punto de encuentro para realizar intercambios de diferentes productos.

1671

 

Varios religiosos franciscanos, 14 españoles y 20 indios cristianizados se dirigen para ocupar el Cerro la Sal, en el camino son matados por los indios Piro y Mochobo.

1724

 

1742

Juan Santos Atahualpa, indio serrano proveniente del Cusco, se declara sucesor de los Incas cusqueños, y toma el papel de salvador de los indios de la selva. Logra el apoyo de numerosas etnias. Durante 10 años tiene enfrentamientos militares con los españoles, derrotándolos en sucesivas ocasiones. El resultado es que los españoles abandonan todo intento de someter a los indígenas de la Selva Central. En las primeras décadas de la república, no se realizan expediciones en la Selva Central. A partir de 1850 se retoma el interés en su reconquista. Es así que se intentan varias exploraciones, todas con una mentalidad militar violenta. 

Época Republicana 

En las primeras décadas de la república, no se realizan expediciones en la Selva Central. A partir de 1850 se retoma el interés en su reconquista. Es así que se intentan varias exploraciones, todas con una mentalidad militar violenta.

 

Una expedición militar es detenida en el Perené. En 1869, se realiza otra expedición con el propósito de tomar el Cerro La Sal. Los militares robaron y destruyeron todo lo que había a su paso.

1868

 

1873

Se da una ley que facilita la inmigración de colonos europeos, se les garantizaba tierras que eran de los Campas. Tres mil italianos llegan a la región de Chanchamayo.

 

1876

Dirigida por un tal Wertheman, acompañado por el ejército, se organiza una expedición a sangre y fuego. Llegan al Cerro La Sal y suceden varios enfrentamientos con las tribus. Los militares toman muchos prisioneros Campas y regresa a San Ramón. Wertheman continúa navegando por el río Tambo hasta llegar al río Ucayali con nativos esclavizados para recoger caucho.

 

1890 a 1915

Se da la época de mayor explotación del caucho. Empresarios caucheros, colonos y aventureros, toman a la fuerza territorios inmensos, hogar de las diferentes tribus indígenas. La explotación del caucho se hace por recolección en los arboles caucheros. Para ello se esclaviza a los indígenas. Se realizan correrías de captura en toda la selva. Los caucheros y colonos llegan a ocupar el Cerro La Sal y las tierras aledañas. Luego impiden a los indígenas el acopio de la sal. En 1898, el gobierno envía un visitador al Cerro La Sal para declarar la zona como perteneciente al Estanco de Sal, y crear un impuesto con su uso.

© 2023 Servicios Turísticos Cerro La Sal S.A.C

All rights reserved.

Leave us a message:

  • TripAdvisor - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

Contac us:

Follow us: